Los trenes de los poetas en sus viajes

son todos diferentes, algunos mas silenciosos

que otros, pero todos son guiados por las

plumas a un solo destino, los versos.

 

Y hay trenes en la vida que nos buscan y nos levantan

en cualquier estación, donde nos encuentre en ese

momento, y los abordamos nos lleve a donde sea.

Los poetas no se fijan en ello, ya tienen algo

que los define. No se preocupan por eso.

María Del Carmen tomó su tren, una tarde de lluvia

el 4 de octubre de 2014, y no la vimos mas....

Nos dejó su lucha, su charla, su amistad, y sus cafés,

Nos dejó su poesía.

 

Viejo Tren

No pitó el tren al entrar

ni vibraron las vías

ni el aire

pero yo sé que arribó

y volvió a partir

conmigo.

( de Canción lejana- octubre 2000 )

 

 

       
 

 

Dirección para
contactarse con esta
página:

leogaret2017@gmail.com